Relajación y Meditación.

 

Son las tres condiciones necesarias para llegar a la “Meditación”. La relajación es el comienzo. Estar relajados es el estado que alcanzamos Cuando logramos la armonía del cuerpo y por consiguiente la armonía de la mente y las emociones. Un viaje de recorrida por todo nuestro cuerpo mental, estando en una Posición cómoda una Efectos de diluir los puntos de tensión, que significa una buena preparación. No nos vamos Extender sobre este tema, y hay mucha literatura Respecto al este es el momento de la “Meditación”. Como se decía, la relajación es el comienzo, Aunque antes no viene mal practicar una catarsis como Prólogo a nuestro proceso. Dicho en otras palabras, golpear un almohadón o cojín para liberar las cargas Negativas contenidas, es catarsis. También otros ejercicios con el mismo fin Nos pueden ser de utilidad. ¿Por qué esto es Necesario? Nuestra mente es muy inquieta y va de un lado un otro agobiándonos Con una Diversidad de pensamientos. Generalmente, son mas los momentos en que ella nos domina a nosotros en lugar de ser un Instrumento A NUESTRO servicio. Cuando nos sentamos para estar tranquilos le dejamos el campo libre y ella se Moviliza recordándonos con agilidad todo tipo de obligaciones o tareas pendientes o simplemente que divaga sin la PODAMOS Controlar. Esto Se Debe Por un lado a la carga acumulada de nuestra vida cotidiana y por otro a que Habitualmente estamos enredados en mil asuntos Al mismo tiempo, es por eso Importante descargar las Tensiones. Pero si nos sentamos y la reprimimos concentrándonos en una práctica, lo que hacemos es retardar su accionar Aumentando la presión interna y Cuando volvemos a la vida normal es muy probable que toda esa contención se manifieste repentinamente en los momentos menos esperados. Por eso es saludable y recomendable, no imprescindible, liberar Dichas Tensiones para iniciar una relajación Que Nos Permita Alcanzar el estado de equilibrio Adecuado que nos lleve al verdadero nivel de “Meditación”.

Atardecer

Atardecer

Ahora hablemos de “Observación”. Observar es la herramienta fundamental de la “Meditación”. Observar simplemente, pecado Intervenir. Ver como transcurren en la pantalla de nuestra mente los Distintos acontecimientos, pero de solo observar y nada más. Si nos limitamos a esto lo que hacemos en realidad es activar nuestro estado de conciencia. Nos ponemos atentos, somos Conscientes de lo que pasa y para que surja el estado meditativo lo que importa primordialmente es eso, Conscientes Ser y no perder nuestro centro. Por último, el “Juicio n”. No importa expresarnos una explicación como respuesta a lo que estamos OBSERVANDO de lo que nuestra mente nos muestra. Lo Observado es intrascendente. Lo fundamental es observar sin hacer ninguna evaluación. No busquemos resultados, no nos fijemos metas, logremos solista “Ser” Observemos y nada más, y la “Meditación” fluye en nosotros. Debemos recordar: “Relajación”, “Observación”, “no Juicio”.

Inspiración

Inspiración

Diciembre 28th, 2009 at 21:58 and tagged  | Comments & Trackbacks (0) | Permalink